Cuidado y Limpieza del Respirador

Lave el respirador en agua tibia con un jabón para respiradores y una esponja suave, luego enjuáguelo con agua limpia.

Déjelo secar y luego lo almacena en una bolsa plástica para mantenerlo limpio.

Proteja el respirador, no le coloque nada encima cuando lo almacene esto evita que se craquee o se deforme.

Siempre inspeccione el respirador antes de usarlo, para asegurarse esta en buenas condiciones.

Comments

Popular posts from this blog

OSHA y los Baños

La Dermatitis y los productos de Cemento

Reglamentación 1910.178 Montacargas