El Crimen y la Seguridad y Salud Ocupacional en Puerto Rico

En Puerto Rico el crimen tiene un amplio poderío sobre el gobierno y la ciudadanía que parece no acabará. A la fecha de este escrito 388 asesinatos ocurrieron en Puerto Rico.  Como es la costumbre, los seguros testigos no vieron nada. Así las cosas, la clase trabajadora puertorriqueña se ve inmersa en el crimen no solo en la calle sino en el lugar de trabajo. Hoy día vemos asaltos, eventos de atentados con explosivos, violencia doméstica y asesinatos, entre otros, en los lugares de trabajo. Pero nada se habla por parte del gobierno y la prensa de los tortuosos procesos y dilemas que tienen los patronos que realizan trabajos en los residenciales públicos o “comunidades especiales” del país.

Los patronos que hacen trabajos en estos residenciales públicos tienen por disposición de Leyes Federales la obligación de contratar como empleados a un 25 % de personas que sean residentes del lugar. Esto trae varias situaciones difíciles en aspectos de seguridad y salud ocupacional dependiendo del servicio que la compañía proveerá. En la gran mayoría de los casos a las compañías se les hace difícil contratar residentes con la experiencia y conocimientos de los trabajos que realizarán bajo el contrato.

Pero, ¿qué tiene de relevante esto con la seguridad de los empleados? Bueno, primero que nada, el patrono tiene que proveer adiestramiento a los empleados que contrata en el residencial para realizar las tareas y las medidas de seguridad que las mismas requieren, por su puesto. Entregar todo el equipo de protección personal que es necesario e igualmente adiestrarlos.  Sin embargo, algo que tiene que cumplir un patrono en el residencial público son las leyes del bajo mundo. Las personas en este bajo mundo (el Punto) son quienes deciden a que personas se emplean para cumplir con el 25 % requerido por las leyes federales. Deciden también, en ocasiones el horario de trabajo y el control de acceso. Esto hace difícil el despido de los empleados residentes que fallan en seguir las medidas de seguridad impuestas por la compañía, si es que impone algunas.

Los residentes en los residenciales públicos tienen el derecho al trabajo, a no ser marginados, pero tienen que dar más de su capacidad para darse a respetar y sacar el mundo de las drogas de su comunidad.

Interesante también es que varios políticos han hecho expresiones sobre la legalización o medicación de drogas hoy ilícitas. Pero nada se menciona del impacto que esto tendría en los lugares de trabajo. Imaginen a un operador de una grúa en una construcción bajo los efectos de drogas; o aun operador de montacargas en un almacén, un operador de una prensadora de metales, en fin a cualquier trabajador. ¿Confiaría usted en un compañero bajo los efectos de drogas? Entonces, ¿porque no se realizan pruebas de drogas cada año en los lugares de empleos? Bueno daré mi razones: 1. Las pruebas son costosas, 2. El patrono no puede despedir al empleado de inmediato, 3. Tendría que reclutar y adiestrar a otro remplazo. Las empresas se vacunan, bajo la creencia que al realizar una prueba de dopaje en la etapa de reclutamiento es suficiente. Luego no realizan ninguna otra y cual garantía existe que muestre que el empleado reclutado no haya comenzado a usar drogas o a reincidir si ya las había usado. 

Si, en las agencias del gobierno se hicieran las pruebas de detección de drogas y aplicaran la ley como es, tendría un 50% de ahorro en nómina. Y saben porque menciono esto.

Esto es solo un ejemplo, porque existen otras situaciones. En tanto, la mejor recomendación para los patronos que trabajan en los residenciales públicos es adiestramiento, adiestramiento y más adiestramiento a los empleados. Otra recomendación es establecer medidas de acciones disciplinarias progresivas para los empleados que infrinjan las medidas de seguridad. Sobre todo un proceso adecuado para documentar las infracciones de seguridad que los empleados cometan. Los supervisores no solo deben conocer el trabajo, también deben tener amplio conocimiento sobre las medidas de seguridad para los trabajos, que medidas de acciones disciplinarias progresivas impartirán y su rol como representantes de la empresa. Con esto, en una investigación de OSHA, podrían levantar una defensa afirmativa ante cualquier eventual multa, aunque para esto, se consideran otros elementos que no mencionare aquí.


Comments

Popular posts from this blog

OSHA y los Baños

La Dermatitis y los productos de Cemento

Reglamentación 1910.178 Montacargas